Noticias

CRÓNICA Sábado 27 de mayo

cadete-a-blanco

C.Bm.Llíria 27 – 18 SD. Calasanz

De nuestro equipo en el partido, ¿cuáles consideras que fueron los puntos fuertes?

El principal punto fuerte que queremos destacar, tanto en este partido como en toda la temporada, es la cohesión y buen ambiente que hay entre los compañeros de equipo. Contra Calasanz vivimos un partido muy emotivo. La temporada competitiva se acaba, algunos de los jugadores pasarán la temporada que viene a categoría juvenil y esto se notó en la buena disposición y compromiso de todos para despedir el curso con un buen partido.

¿Y cuál nuestro punto débil y que se debería mejorar?

Aunque el equipo disfrutó y consiguió la victoria, debemos reconocer que no logramos alcanzar nuestra mejor versión balonmanística. La presión y solidez defensiva fue intermitente y en ataque caímos en el error de conformarnos con la renta en el marcador.

Hablemos del rival. ¿Qué aspectos destacarías del SD Calasanz? 

Del Calasanz destacamos, sobre todo, la versatilidad de sus primeras líneas, que supieron conectar muy bien con el pivote y levaron el peso del juego ofensivo.   

La clave del partido

La actitud y energía positiva del equipo fueron determinantes para concluir el partido con, sobre todo, buenas sensaciones. El Cadete A ha logrado mantener un ritmo ascendente en lo que su evolución deportiva se refiere. Y en la clausura de la fase competitiva de la temporada, brilló la positividad y alegría de un equipo que se siente satisfecho de haber superado con nota una temporada que no ha sido nada fácil. Enhorabuena chicos, sois un claro ejemplo de superación ante las adversidades.

¿Deberes para la próxima jornada, míster?

Comenzamos a preparar el  próximo curso. Es momento de comenzar a trabajar con los grupos que conformarán los equipos  de la temporada 17-18, integrar a los nuevos compañeros que suben a categoría Cadete y , cómo no, seguir entrenando con la misma actitud y ganas de mejorar.

FE20E331-FD70-43DD-8492-8F03CAFCB842 D4920865-A594-495D-B373-B15AD5880584
infantil

C.Bm.Llíria 26 – 17 Maristas Algemesí B

C.H.Vila-real 13 – 21 C.Bm.Llíria

Final: C.Bm.Llíria 19 – 18 EEM.Picassent

De nuestro equipo en los partidos, ¿cuáles consideras que fueron los puntos fuertes?

La contundencia y solidaridad defensiva que mantuvo el equipo durante toda la competición. Nos enfrentábamos a unos rivales de muy buen nivel y que contaban sus partidos en fase de grupos por victorias. Para mantener las opciones de competir sabíamos de la importancia del equilibrio defensivo. Y los chicos así lo hicieron. Defendimos muy bien y la portería estuvo a un nivel excelente. 

¿Y cuáles nuestros puntos débiles y que se deberían mejorar?

Así como en ataque tuvimos unos registros anotadores para resaltar, bien es cierto que ante defensas presionantes (como planteó Algemesí en el segundo tiempo y Picassent durante todo el partido) no conseguimos encontrar la fluidez y eficacia que sí logramos ante sistemas menos profundos. 

Hablemos del rival. ¿Qué aspectos destacarías del Maristas Algemesí B, C.H.Vila-real y EEM.Picassent? 

Del Maristas de Algemesí B queremos destacar la homgeneidad de su plantilla. Un plantel de jugadores de muy buen nivel técnico y que suplen la desigualdad física con mucha velocidad y actitud competitiva.

C.H.Vila-real cuenta con un equipo antropométricamente muy rico. Y es ahí donde reside, desde nuestro punto de vista, su mayor fortaleza. La variedad de opciones en su primera línea, ya sea desde jugadores más explosivos a jugadores más corpulentos y fuertes, obligó a que nuestra defensa se tuviera que emplear a fondo.

Por lo que respecta al EEM.Picassent, sería muy difícil destacar algún aspecto por encima de otro. Sin duda, uno de los equipos más completos contra los que nos hemos enfrentado esta temporada. Un grupo muy bien trabajado técnica/tácticamente y que sabe explotar al máximo las virtudes de sus jugadores gracias, en gran medida, a la tan buena dirección de su cuerpo técnico.  

La clave del partido

En el sistema de competición de las finales Copa, con un alto volumen de partidos y con descansos reducidos, resulta determinante la gestión de la presión y la capacidad de adaptabilidad del equipo. En las semanas previas de preparación del torneo, nos propusimos el reto de conseguir sumar el máximo de minutos posibles bajo un sistema de juego ordenado y con mucha actividad defensiva. Un objetivo ambicioso y muy, muy complicado tratándose de los rivales que tendríamos enfrente… Pero el compromiso de nuestra plantilla, un ingrediente indipensable en nuestra receta de equipo, volvió a ser determinante. Y si logramos alzarnos con el campeonato fue, por encima de todo, gracias a la aportación de cada pieza del engranaje que conformamos el equipo Infantil.

¿Deberes para la próxima jornada, míster?

La competición llega a su fin… ¡y con el mejor sabor de boca posible! Es momento de hacer balance, analizar los aspectos que debemos mejorar, recalcar los puntos que nos hicieron ser mejores y comenzar a planificar el trabajo de la siguiente temporada. Pero antes de esto, quiero aprovechar estas líneas para enviar mi máxima gratitud al equipo de papis y mamis del Infantil por el enorme apoyo que nos habéis brindado desde el primer al último día. Y, cómo no,  agradecer la confianza y entrega total de Jaume, Dani C., Andreu C, Vicent, Gonzalo, Cicu, Alejandro, Andreu S, JoseLu, Ferran, Eliot, Juan, Nacho, Miguel, Víctor, Erick, Dani E y Naxin. En los momentos más complicados habéis demostrado vuestra verdadera grandeza. ¡Gracias!

resized_DSC_0028 resized_DSC_0043 resized_DSC_0055 resized_DSC_0078 resized_DSC_0082 resized_DSC_0111 resized_DSC_0134 resized_DSC_0163 resized_DSC_0204 resized_DSC_0231